A 35 años de la gesta de Argentina, 35 perlitas de Diego Maradona en el Mundial de México 86

0
19
1986, el Mundial de D10S (EFE)
1986, el Mundial de D10S (EFE) (ARCHIVO/)

1. El mundialista al que más le pegaron: según las estadísticas históricas, Maradona fue el jugador que más infracciones recibió en la historia de los mundiales en una misma Copa del Mundo. En México 86 le cometieron 53 faltas, aunque el podio histórico también lleva su nombre: recibió 50 en Italia 90 y antes fueron 36 en España 82.

2. Por qué no recibió el Balón de Oro en el 86: resulta casi ilógico pensar hoy que otro futbolista haya sido elegido por encima de la figura de Maradona tras su inigualable Copa del Mundo en México. El argentino fue considerado mejor jugador del Mundial por la FIFA y dejó atrás al arquero alemán Harald Schumacher y al delantero danés Preben Elkjaer Larsen. Como hasta 1995 solamente podían ganar los Balones de Oro futbolistas europeos que militaran en alguna liga del Viejo Continente, Diego se quedó sin trofeo. Ese año lo obtuvo el soviético Igor Belanov. En el 95 a Maradona le entregaron una estatuilla honorífica por su actuación en suelo azteca.

3. Por qué gambeteó a Shilton contra Inglaterra: su hermano, el Turco, le había recriminado en 1980 por su definición ante el seleccionado británico en un amistoso disputado en Wembley. Diego se sacó 4 marcadores de encima y tocó la pelota ante la salida del arquero. El balón se fue besando el palo y no fue gol. Fue Hugo el que lo retó por no haberle amagado al guardameta para definir sin oposición más tarde. En una de las milésimas de segundo que tuvo para pensar el Gol del Siglo en los cuartos de final de México 86, a Maradona se le vino a la cabeza la “corrección” de su hermano menor.

4. Máximo asistidor del Mundial: si bien en el debut ante Corea del Sur (triunfo 3-1) no convirtió, Maradona habilitó a sus compañeros en todos los tantos. A Jorge Valdano en el primero y tercero, y a Oscar Ruggeri en el segundo. Fueron un total de cinco asistencias que se sumaron a los 5 goles que marcó a lo largo de la competición.

5. Dos polémicos tantos anulados: en los octavos de final contra Uruguay, en Puebla, Maradona pudo haber liquidado antes el partido. Le cobraron una dudosa plancha contra Miguel Barrios (que protestó casi por inercia sin estar muy convencido) cuando empujó la pelota al gol. Ya en las semifinales ante Bélgica, con la polémica en torno a su conquista con la mano contra los ingleses en la ronda anterior, sancionaron una dudosa mano de Valdano, que había empujado el balón al fondo del arco tras un remate de Maradona con rebote del arquero. Ese hubiera sido el 1-0 parcial.

6. La reunión antes del Mundial: lo reveló su ex compañero Héctor Enrique. “Diego nos reunió a todos los jugadores y el cuerpo técnico y dijo que fuéramos a México a entrenar, que no hiciéramos más partidos amistosos porque estábamos bien. Yo por dentro pensaba ‘qué vamos a estar bien, somos un desastre’”. Evidentemente Maradona le tenía una fe ciega al equipo pese a que muchos presagiaban una rápida eliminación.

7. La contradicción antes del partido con Inglaterra: por encomendación de Carlos Bilardo, los jugadores argentinos no tenían permitido hablar de la Guerra de Malvinas con la prensa previo al match. “Yo juego al fútbol, de política no hablo”, advirtió con gesto adusto Maradona a horas del encuentro por los cuartos de final. Sin embargo fue el Tata Brown el que confesó años después que Diego los arengó tras el himno nacional con una frase: “Vamos, eh. Vamos que estos hijos de puta nos mataron a no sé cuántos pibes”.

El mejor gol del siglo XX de Diego Armando Maradona contra Inglaterra en el Mundial de 1986 (Infobae)

8. Quién vio y quién no vio la Mano de Dios: el arquero Shilton, obviamente, fue el primero en protestar. El árbitro tunecino Ali Bin Nasser dudó por su posición y enseguida miró al juez de línea búlgaro Bogdan Dotchev, que corrió tímidamente hacia la mitad de cancha. Gary Lineker, desde lejos, no se percató de la infracción, pero declaró que se dio cuenta de que había sido mano por el reclamo de sus compañeros. Al relator Víctor Hugo Morales le pareció mano, pero preguntó a estudios centrales que le confirmaran por medio de las repeticiones: Ricardo Scioscia le aseguró que había sido con la cabeza. Carlos Bilardo le preguntó a Maradona con qué había hecho el gol y, como Diego le dijo que con la cabeza, el entrenador se quedó con esa versión para la posteridad… Incluso en las entrevistas, ante la evidencia fílmica, lo sostuvo.

9. El mejor partido de Diego en el Mundial no fue contra los ingleses: a pesar de que maravilló al mundo entero con el Gol del Siglo y enloqueció a la defensa británica con sus gambetas, el Diez se quedó con otra actuación personal en esa Copa del Mundo. En una ocasión manifestó que su mejor partido fue ante Uruguay en los octavos de final, aunque Argentina ganó apenas 1-0 y él no convirtió ni asistió.

10. La explicación del Gol del Siglo: en las duchas, después de obtener la clasificación a las semifinales del Mundial por el 2-1 ante Inglaterra, Maradona le argumentó a Jorge Valdano por qué nunca le pasó la pelota en su carrera. “Quería dártela a vos, pero siempre me aparecía un inglés y me hacía cambiar de idea”.

11. El grave error de Alemania en la final: admitió Lothar Matthaus que el entrenador Franz Beckenbauer falló al armar un sistema de juego en base a la figura de Maradona. El DT germano lo mandó a marcar hombre a hombre al 10 argentino y desprotegió otros sectores del campo. A la vista quedó con las conquistas de Jorge Valdano y Jorge Burruchaga. “Si me hacen marca al hombre no importa, va a haber espacio para mis compañeros”, dijo Diego en la previa. No brilló, pero asistió a Burru en el 3-2 definitivo.

12. La placa en el estadio Azteca antes de la final: por su maravilloso Gol del Siglo, los mexicanos instalaron una leyenda en el interior de la cancha antes de la final contra Alemania. “Mundial México 86. El Estadio Azteca rinde homenaje a Diego Armando Maradona por su extraordinario gol anotado en el partido Argentina-Inglaterra, con el cual pasaron a las semifinales. 22 de junio de 1986″. Un programa de TV de Alemania le mostró la placa a Mathaus antes del duelo decisivo. “Ojalá haya uno en mi honor después de este partido”, dijo Lothar. Eso jamás sucedió.

13. La abstención de sexo por dos meses: “Es muy difícil mantenerse sin hacer el amor pero por supuesto que ya estábamos prevenidos por Bilardo por muchas concentraciones anteriores que esto iba a ser así. Somos todos profesionales para aguantarlo”. La declaración de Maradona fue realizada en un video casero a su compañero Julio Olarticoechea, que tomó el papel de periodista un día antes de la final contra Alemania.

14. La preparación especial de Maradona: a tres meses de la Copa del Mundo, se comunicó con su preparador físico personal Fernando Signorini para hacer trabajos extracurriculares. “Yo justo había leído el trabajo de un ciclista italiano, Francesco Moser, que había batido el récord del mundo en altura. Había hecho su preparación con un tal Enrico, un fisiólogo del norte de Italia. Hicimos una cita, y nos dijo que teníamos que conectarnos con Antonio Dal Monte, capo de investigación deportiva, biomecánico de fama mundial. Su centro quedaba en Roma. Parecía la NASA. Él sabía que era su Mundial o el de Michel Platini. Se jugaba en la altura de México, había smog y las marcas no podrían ser persecutorias”, contó el PF. Así, Diego hizo su propia pretemporada viajando desde Nápoles a Roma entresemana, una manera de tener su propia adaptación como buena parte del plantel la había tenido en el viaje a Tilcara, Jujuy.

MARADONA - MEXICO - 27112020 11
La placa en el estadio Azteca que conmemora la máxima obra de arte de Diego: el gol a los ingleses (AP Photo/Eduardo Verdugo) (Eduardo Verdugo/)

15. Maradona llevó masajista personal: Salvatore Carmando, al que había conocido en Nápoli, fue invitado de honor en el contingente albiceleste. “A Diego lo masajeaba una hora antes de cada partido (en Nápoli). Sus piernas eran distintas a las de los demás jugadores. Tenía músculos duros y flexibles a la vez; nunca vi algo así. Se tiraba en una camilla y se relajaba, como si quedara en trance. Él no decía nada mientras lo masajeaba. Yo usaba una crema especial, que hacía con barro. Era una receta que nunca le conté a nadie”, comentó Salvatore. Además, el plantel nacional tenía al conocido Miguel Di Lorenzo, alias Galíndez, que oficiaba de utilero y masajista.

16. Botines lustrados: el utilero Tito Benros contó cómo hacía para que los zapatos de Maradona lucieran impolutos. “Tenía mi propio secreto. Diego me preguntaba ‘qué les ponés a los botines, hijo de puta’, pero yo nunca le decía. Usaba una crema de silicona de kerosene blanco, una pomada que se usaba para la montura de los caballos. Los botines le quedaban espectaculares”.

17. Cuánto calzaba, cuántos botines: Diego llevó al Mundial cinco pares de Puma número 37, algunos con tapones bajos y otros altos. La noche previa a los partidos iba a la habitación del utilero Tito Benros y se los probaba.

18. El compañero de habitación en la concentración: Pedro Pablo Pasculli, autor del gol de la clasificación ante Uruguay en los octavos de final, fue quien durmió al lado de Diego en el predio de América de México, bautizado por el plantel como La Isla.

19. La costumbre que adoptaron Maradona y Pasculli en la previa y durante el Mundial: como llegaron un mes antes del inicio de la Copa, colocaron un calendario grande en la pared, entre las dos camas, donde tachaban los días que faltaban para el debut. Una vez que comenzó a rodar la pelota, borraban a los seleccionados que quedaban eliminados y se volvían a casa. Y tenían agendados los partidos que se iban a disputar para verlos por televisión.

20. Los afiches sen la habitación: además del calendario, Maradona y Pasculli tenían pegados algunos pósters y fotos familiares. Diego tenía la de Don Diego, Doña Tota y una de Claudia Villafañe. Pero además puso un afiche de Valeria Lynch y otro de Pata Villanueva, dos de sus mujeres perdilectas. En un video casero también mostró que había una modelo desnuda a la que le “agradeció” por los tiempos de soledad.

21. Diego era el encargado de la música: ya en el estadio de turno, Maradona encendía una pequeña radio roja marca Sony que era novedosa para la época. El Diez era el dueño de la cinta de capitán, el equipo y las canciones que sonaban como motivación antes de jugar.

22. El ritual en el vestuario: Con los botines, la camiseta, short y medias, Maradona trazaba un cuerpo en el suelo del vestidor e impedía que cualquiera que anduviera cerca pasara por encima de la figura.

23. La crítica de César Luis Menotti en la previa: “Si vamos desde el punto de vista técnico, Maradona está estancado desde 1984, desde que se lesionó en Barcelona. Y como tipo, bueno, ahora se hace los rulitos, se puso un arito. En fin, es un barrilete, ¿no?”. La frase del Flaco resonó en el búnker argentino y Maradona respondió: “Yo conozco a la gente que habla de frente, a estas situaciones las resuelvo como hombre. Fue un mediocre jugador y parece que quiere lograr el mismo concepto como persona”.

24. La célebre frase de Víctor Hugo Morales: “barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?”. Confesó el relator uruguayo que antes de narrar el Gol del Siglo tuvo en cuenta el comentario de Menotti, quien tildó de barrilete a Maradona por su vida nocturna agitada. Igualmente el Flaco aclaró en su momento que previo a México 86 también había vaticinado que el Diez iba a ser el mejor jugador del Mundial.

25. El nacimiento de Diego Maradona Junior: fue apenas meses después de la conquista de Argentina en México 86, más precisamente el 20 de septiembre. La madre del niño reconocido décadas más tarde por el Diez, Cristiana Sinagra, brindó una entrevista televisiva desde su habitación en el hospital donde parió a la criatura. Fue un escándalo mediático a nivel nacional en Italia.

26. Las camisetas que usó Argentina ante Inglaterra: se compraron a horas del partido. Los utileros se percataron de que no había recambio de casacas azules y muchos ya la habían cambiado con futbolistas uruguayos en los octavos de final. Por ejemplo Maradona le había dado la suya a Enzo Francescoli. Diego relató aquella situación: “Como el partido iba a ser a las 12 del mediodía, con 40 grados de calor, Bilardo quería unas camisetas más livianas. Y consiguieron unas en el Distrito Federal el día anterior al partido. La primera versión tenía un escudo argentino de goma y números blancos en la espalda. Finalmente nos decidimos por un escudo cocido así nomás, con cuatro puntadas. Y con unos números plateados de fútbol americano en la espalda”

27. La capitanía: Bilardo le ofreció la cinta a Diego Armando Maradona y así Daniel Passarella, capitán del seleccionado campeón en el 78, quedó relegado. Además el Kaiser se perdió el Mundial por una gastroenteritis que generó polémica. Cuentan las crónicas de ese tiempo que era una locura del DT quitarle la capitanía a Passarella, aunque el tiempo le dio la razón. Diego lagrimeó al conocer la noticia en su casa de Barcelona.

28. La banca de Maradona a Bilardo: “Si echan a Bilardo, que busquen a otros jugadores para jugar el Mundial”. A menos de tres meses del Mundial, la continuidad del entrenador pasó a ser tema de estado. El Doctor era defenestrado por el periodismo y la opinión pública. Los únicos que estuvieron de su lado fueron los jugadores -con Diego a la cabeza-, Julio Humberto Grondona, amigos íntimos y familia.

29. Quién tiene la número 10 que usó Maradona contra Inglaterra: Steve Hodge fue quien cambió la camiseta con el astro argentino. La insignia con la que hizo el tanto de la Mano de Dios y el Gol del Siglo se fue en el bolso del mediocampista británico. Hasta 2010 se exhibió en el Museo de Fútbol ubicado en Preston, Inglaterra. Cuando cerró, quedó en el Museo Nacional del Fútbol en Manchester.

30. Maradona, uno de los pocos que eligió dorsal: la mayor parte del plantel lució números por orden alfabético. Así fue que el delantero Sergio Almirón tuvo la 1, el mediocampista central Checho Batista la 2, el enganche Ricardo Bochini la 3 y el lateral José Luis Cuciuffo la 9. Los únicos que tuvieron dorsal designado fueron Daniel Passarella (6), Diego Maradona (10) y Jorge Valdano (11).

Jorge Burruchaga marcó el 3 a 2 final para darle el título a Argentina (Infobae)

31. El antojo de Diego antes de sus dos goles a Inglaterra: después de amanecer el 22 de junio de 1986, Diego pidió un particular refuerzo alimenticio antes de su obra cumbre como futbolista. “Se quedó boludeando un rato, compartía el cuarto con Pasculli. En un momento dijo: ‘Tengo unas ganas de comerme un sánguche de mortadela’. Y nosotros teníamos mortadela, eh, habíamos llevado mucha comida de Argentina”, le contó Roberto Mariani, parte del cuerpo técnico de Bilardo a Andrés Burgo, autor del libro “El partido”. Para Pelusa, el fiambre fue como la espinaca a Popeye.

32. Un sueño hecho realidad: antes de despachar a Inglaterra, el Diez habló son su familia. “Diego también contó que había hablado con sus hermanos, con Lalo (Raúl) y el Turco (Hugo) de una jugada en la que él se recostaba sobre la derecha, encaraba, dejaba rivales en el camino y definía al segundo palo. Y entonces dijo: ‘Tengo unas ganas de hacerle un gol de esos a los ingleses’. Y bueno, un rato después, de esa manera, hizo el gol de su vida”, completó Mariani en el mismo libro.

33. El resultado bien aprendido: “¿Podés creer que Diego había dicho antes del partido con los ingleses que ganábamos 2 a 1 y hacía los dos goles?”, le confesó el Tata Brown a la revista Sólo Fútbol. ¿Vaticinio o planificación perfecta del ídolo?

34. Por qué siempre estuvo convencido de que sólo a los ingleses podía anotarle el “Gol del Siglo”: “A una selección como Brasil, Uruguay o alguna otra potencia como Alemania o Francia, creo que no le hubiese podido hacer el gol, porque me hubiesen bajado antes. Mirá si un uruguayo me va a correr al lado o me va a tirar un manotazo al estómago. Me la ponen en la cara…”, le dijo a Infobae en 2020.

35. Cambio de camiseta… por un gol: ante Bélgica, en las semifinales, Diego jugó uno de sus mejores partidos. Anotó dos goles y lideró al equipo hacia la gran definición. Antes del duelo, Jean-Marie Pfaff, arquero rival y con quien mantuvo una buena relación a lo largo de su vida, le hizo un pedido. “Previo al partido habíamos arreglado intercambiar camisetas. Le pregunté y me respondió: ‘Después de hacerte un gol, lo hacemos’”. Diego cumplió por duplicado. ¿Dónde reposa hoy tan emblemática casaca? “La guardo en una caja fuerte en un banco. Quizá alguien me la podría robar, pero espero que no. Mucha gente de Argentina y de otros países me llamaron pidiéndome un precio por la camiseta, pero no lo tiene. Bueno, podría pedir un millón de dólares solo para ver su reacción, quién sabe”, concluyó Pfaff en una entrevista con Infobae.

SEGUIR LEYENDO:

La trágica historia detrás de una de las fotos más conmovedoras de la carrera de Diego Maradona

“Los deja moribundos”: la contracara del Gol del Siglo de Diego Maradona relatado por un periodista inglés en el Mundial de México

34 datos poco conocidos de Lionel Messi en su cumpleaños N° 34