Es licenciado en Ciencias Ambientales y le mostró la única tarjeta roja a Messi en el Barcelona: quién es el árbitro español que dirigirá en la Copa América

0
28
Jesús Gil Manzano, de 37 años, dirigió el último Real Madrid-Barcelona (EFE/Manuel Bruque/Archivo)
Jesús Gil Manzano, de 37 años, dirigió el último Real Madrid-Barcelona (EFE/Manuel Bruque/Archivo) (MANUEL BRUQUE MANUEL BRUQUE/)

La Copa América contará con una novedad: por primera vez en la historia, la UEFA y la Conmebol consiguieron hacer un intercambio de árbitros europeos y sudamericanos. Esta idea nace en base a un plan estratégico para el crecimiento arbitral de ambas Confederaciones, aprovechando el inminente certamen sudamericano y la Eurocopa 2021.

UEFA cuenta con 55 asociaciones miembro. Y eligió para esta primera oportunidad que el representante sea de España. El árbitro elegido para este primer intercambio es Jesús Gil Manzano, de 37 años. Nació en la localidad de Don Benito, provincia de Badajoz, España y es licenciado en Ciencias Ambientales, recibido en la Universidad de Salamanca. Además, obtuvo dos Máster en Energías Renovables y Riesgos Laborales, pero asegura que se enamoró del arbitraje desde 1995, cuando tenía apenas 11 años.

Su debut en Primera División fue siendo muy joven, en el 2012, a los 28 años, y llegó en el 2014 a ser árbitro internacional FIFA. Para lograr competir a ese nivel tuvo que aprender el idioma inglés: como le resultaba dificultoso, decidió irse a vivir un tiempo a Manchester, lo que le permitió aprenderlo con mayor fluidez.

No es un arbitro virtuoso, sino un luchador constante para conseguir concretar su sueño que comenzó en su adolescencia. En esta participación en la Copa América lo acompañaran sus compatriotas Diego Barbero y Ángel Nevado Rodríguez como asistentes y como Árbitros VAR Ricardo De Burgos y José Luis Munuera.

En España a los colegiados se los mide por las veces que dirigieron al Madrid y al Barça. Jesús Gil Manzano fue nominado para conducir al Real Madrid en 35 partidos y al Blaugrana en 28 encuentros. Sólo dos veces fue designado para el clásico español. El primero fue en el 2015 y tuvo que esperar a tener otra oportunidad hasta el presente año, cuando tuvo que reemplazar a Matheu Lahoz, que se había lesionado en un encuentro internacional.

Tiene una particularidad: es el único que expulsó a Neymar, Luis Suarez y Messi jugando en el Barça. Precisamente no es un colegiado que goce de la simpatía del conjunto catalán, y al mismo tiempo es bien visto en Madrid.

Más allá de los tironeos del fútbol español por la rivalidad, registra críticas por su uso desigual de la tecnología VAR, creando todo tipo de polémicas. Es un árbitro que evidencia inestabilidad emocional, que pasa de ser un ortodoxo reglamentarista a ser un pragmático permisivo. ¿Es el mejor árbitro a nivel UEFA? La crítica europea diría que no. En el interrcambio, por parte de la Confederación Sudamericana viajó a la eurocopa el argentino Fernando Rapallini.

Solo nos queda esperar que el balance del intercambio resulte positivo y con buenas perspectivas a futuro. Y que el elegido logre interpretar las particularidades del fútbol sudamericano, donde lo físico siempre prevalece sobre lo técnico, un contexto al que a los europeos usualmente les cuesta adaptarse.

SEGUIR LEYENDO:

La imagen que recorre el mundo en pandemia: un árbitro usó su aerosol para alejar las protestas de los jugadores