El partido de Messi ante Ecuador: gol, nuevos socios y el duelo silencioso con Luis Suárez

0
22
El partido de Lionel Messi – Argentina vs Ecuador (Infobae)

Otro partido con la camiseta de Argentina y otro gol. Lionel Messi sigue estirando su récord de tantos con el conjunto albiceleste del que ya es el máximo goleador histórico gracias a sus 71 gritos y este martes su sello fue clave para poder superar a Ecuador en la primera jornada de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar 2022.

El capitán es el jugador de mayor experiencia en la Selección y por eso ahora es la voz de mando, como lo demostró en la Copa América 2019, cuando el equipo perdió en semifinales ante Brasil. Pero más allá de su rol dentro del vestuario, su presencia en el terreno de juego sigue siendo vital.

El entrenador Lionel Scaloni está decidido en armar un equipo que no dependa de La Pulga, al menos eso remarcó él mismo en el inicio de su ciclo cuando el delantero se apartó del combinado nacional luego de lo que había sido la bochornosa actuación del equipo en el Mundial de Rusia 2018. La no presencia del jugador del Barcelona en aquellos encuentros ayudó a crear las sociedades que hoy se vieron en el terreno de juego, al menos en la primera etapa, sobre todo entre Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Lucas Ocampos.

Messi se sumó a ese trinomio en la parte inicial y, sin una posición fija, se mostró comprometido con la creación de juego. Si bien se movió más que nada por el sector derecho, aunque algo lejos del área, también lo hizo por el centro y en muchas ocasiones cerca del círculo central del campo para así confundir a los jugadores ecuatorianos que perdían su referencia y les constaba así detener sus embestidas.

var opta_settings = { subscription_id: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”, language: “es_CO”, timezone: “user” }; var _optaParams = { custID: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”, language: “es_CO”, timezone: -3, callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback] };


En esos primeros minutos se vio lo mejor del equipo e incluso llegó el gol. Messi había encarado por derecha, se había asociado con Lautaro Martínez y con Ocampos, quien fue derribado en el área. El capitán se hizo cargo de la ejecución, pese a que el jugador del Sevilla parece que también estaba tentado con patearlo, y con un remate cruzado, potente y esquinado, estableció el 1 a 0.

Este no sólo fue su gol 71 con la camisetas del su país, sino además el 22 por Eliminatorias. Gracias a este grito se mantiene en la tabla de máximos artilleros de las clasificatorias junto con su amigo Luis Suárez, quien más temprano le había hecho uno a Chile por la misma vía. Ambos parecen así llevar un duelo silencioso para quedar en la historia del continente sudamericano.

Con respecto al juego, luego del gol Messi se volvió menos participativo, al igual que varios de sus compañeros porque la Argentina se apagó un poco. En el primer tiempo completó 22 pases, la mayoría (7) dirigidos a Montiel, lo que demuestra que el delantero del Barcelona se movió por el carril derecho. El resto de sus entregas se repartieron entre Ocampos (3), De Paul (3), Paredes (2) y Martínez (2).

Lo llamativo también fue que se vio a una Pulga menos explosiva del que solía verse e incluso pareció cederle esa función a Ocampos, quien se ubicó por delante suyo, ocupando así el puesto vacante que quedaba arriba en la derecha, cuando el rosarino descendía para asociarse con los volantes interiores.

Lo que sí quedó claro es la vocación de presión que parece haber adaptado. En varias oportunidades se lo vio corriendo a los zagueros ecuatorianos y también al arquero para complicarlo en la salida. Si bien ninguno de sus robos fue trascendente, esto refleja que está comprometido con la idea del técnico de no caminar la cancha cuando el equipo pierde la posesión.

Messi lleva 22 goles en Eliminatorias y 71 gritos con la selección argentina (EFE)
Messi lleva 22 goles en Eliminatorias y 71 gritos con la selección argentina (EFE) (EFEI0658/)

En el complemento, el nivel del seleccionado de Scaloni mermó completamente. Por momentos cedió el control del balón, desaparecieron las sociedades ofensivas y esto generó que Messi quedase aislado. Tanto es así que en los primeros 25 minutos apenas dio 6 pases, ninguno para De Paul o Ocampos. Tampoco decidió bajar hasta el círculo central para buscar contacto con el esférico (algo que sí hizo Lautaro, por ejemplo), aunque por momentos se paró como falso 9, esperando tal vez por algún contragolpe que nunca llegó.

Fue de esa manera que el partido de Messi se fue apagando y pese a haber encontrado a Salvio en algunas ocasiones sobre el final, su presencia no influyó para nada en el trámite del juego.

“Sabíamos que iba a ser duro, ellos nos fueron a buscar y no tuvieron miedo de presionarnos. Por eso se nos hizo difícil salir jugando y cumplir lo que habíamos trabajado. Debemos estar más tranquilos y sin esa ansiedad, jugar como lo hicimos sobre todo en el primer tiempo cuando encontramos espacios. Hay que seguir”, declaró tras el final del partido ante Ecuador, reconociendo que en el complemento el plan no se desarrolló como esperaban.

el mensaje de Lionel Messi por el momento que vive Argentina (TV Pública)

Lo que puede dejar tranquilo a Scaloni es que este equipo parece no depender de Messi para atacar, sino que es él quien se suma las sociedades ya conformadas, que aún necesitan seguir desarrollándose para crecer. Por caso, la mejores dupla de juego fue la de Paredes (jugador que más tocó el balón) y De Paul, quienes se buscaron más de lo que lo hicieron, por ejemplo, Otamendi y Martínez Quarta, algo que denota que el juego de la Selección pasa estrictamente por lo que hagan sus dos volantes interiores. Aunque, esto también enciende la alarma porque cuando ellos están imprecisos, como en el segundo tiempo de este jueves, el equipo no puede progresar, carece de ideas y el entrenador no demostró tener otro plan.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El mensaje de Lionel Messi por el difícil momento que atraviesa la Argentina

El show de las controversias en el inicio de Argentina-Ecuador: el penal no sancionado a Messi y la clara infracción a Ocampos en el 1-0

Escándalo con el VAR en Uruguay-Chile: la mano en el área que hizo estallar de furia a Medel y Zamorano en las redes