Guillem Balagué, el biógrafo de Guardiola y Messi: “¡Claro que Pep lo quiere! Ya hablaron”

0
44
Balagué escribió libros sobre Messi y Guardiola (Foto: Gustavo Gavotti)
Balagué escribió libros sobre Messi y Guardiola (Foto: Gustavo Gavotti)

– ¿Por qué se fue Leo del Barca?

En los papeles, Leo no se fue todavía. El último mensaje del Barcelona es “no queremos que te vayas”. Así que no me adelantaría tanto por el momento. Hay que ser prudentes. La postura de Leo es irrevocable pero se tienen que confirmar todo. Y todo es todo. O sea, alguien tiene que poner el dinero por su traspaso, el Barca tiene que pedir una cifra, etc.

Al margen de eso, la respuesta a tu pregunta pasa porque se fueron acumulando cosas mucho más allá del 2-8 contra el Bayern, sino desde la noche de la debacle de Anfield en 2019 (se refiere al 0-4 contra el Liverpool después de haber ganado 3-0 el partido de ida). O incluso antes. La sensación es que al club le falta un liderazgo. Los mensajes que le llegan a Leo de su presidente no parecen de fiar. Hay una idea de desvarío, una falta de criterio, de falta de orden. Cinco directores deportivos, cuatro entrenadores muestran un club a la deriva, con problemas financieros para poder continuar al máximo nivel. La culpa de todo eso es lógicamente de una directiva que no ha manejado bien todo el éxito conseguido.

Pero también ha cambiado bastante la situación los últimos años y es imposible competir con los clubes que ya son Estados. Y eso deja a clubes como el Barça, el Real, incluso el Athletico y la Juve, en un estado de confusión. De no saber bien bien qué hacer con el dinero que tienen y cómo preparar el futuro. Es falta de acierto por un lado y falta de suerte también. Por ejemplo en los fichajes, en el caso de Dembelé es suerte, nadie sabía que se iba a lesionar. Pero de un accidente te podés recuperar pero cuando se acumulan varios accidentes vemos la deriva que estamos viendo hoy en el Barca.

– ¿Qué papel juega el presidente Bartomeu en esta historia?

Acá se dice que Bartomeu estaría dispuesto a dimitir si Leo decide quedarse. Pero no lo dijo él sino que son trascendidos. Creo yo para poder decir en un futuro que él hizo todo lo que pudo para que Leo se quedara. Como hicieron en su momento con Neymar. Son gestos para armar relatos a posterior. Política. Me da la sensación de que arriba de todo hay confusión y falta de criterio y eso es lo peor que le puede pasar a un club. El Barça ultimamente ha ido un poco a donde va el viento y eso en tiempos de crisis y a largo plazo, te impide crecer. Pero creo que al día de hoy la decisión de Leo es irrevocable y va mucho más allá de una supuesta guerra personal con Bartomeu.

– Y usted que lo conoce mejor, ¿qué razones personales lo llevaron a tomar una decisión tan importante?

Messi se hizo la siguiente pregunta: ¿me quedo liderando un club a la deriva? Con posibilidades de transición, sí, porque se están fichando jugadores jóvenes. Pero una transición que puede tardar dos o tres años, que son los que le quedan a él en el más alto nivel. O se va a un club de los muchos que lo quisieron siempre, para ganar títulos en otro lado y la posibilidad seria de acercarse a la Champions de nuevo (trofeo que ha ganado una vez en los últimos nueve años). Así que me parece que, en resumen, él decide lo que decide por la falta de dirección en el club en los últimos años.

– ¿Qué hay de cierto en la versión de que Messi toma las decisiones importantes en el club?

– Se repite mucho eso, que elige al entrenador, a los jugadores, etc pero no hay pruebas. Es más, si revisas bien, creo que si fuera por él, a lo mejor, Neymar hubiera vuelto al club en lugar de Griezmann, ¿no? Si fuera por él, Valverde no se hubiera ido en enero. Pero se tomaron esas decisiones y él no fue quién las tomó. Además en los clubes grandes siempre se habla con los más grandes y con los referentes para tomar decisiones importantes.

– ¿Y ahora aparece el Manchester City

– Es una posibilidad. Antes de hablar de su próximo destino, que hoy es ciencia ficción, está lo que hoy sabemos y es que el Barcelona quiere que se quede. Vamos a ver. Es verdad que el club que lo tiene más claro es el City, pero se tienen que producir una serie de circunstancias para que todo coincida y haya un traspaso. Todavía hay varios pasos que dar. Hay media docena de equipos que lo quieren.

– Acá trascendió que usted dijo que no jugarían juntos con el Kun

– Lo desmiento. Nunca dije que no irían a jugar juntos. Solo me refería a que en algunos partidos hay que variar y que habrá rotaciones. Pueden jugar juntos en algunos partidos pero en otros creo que es necesario otro tipo de despliegue físico, algo que con ellos dos con 33 años, hoy por hoy no se puede. Me los imagino rotando, juntos en algunos partidos y en otros no.

– ¿Pero Pep lo quiere a Messi en el City?

– ¡Pep claro que lo quiere! Quiere ficharlo, ya hablaron. Lo que pasa es que tanto él como el City son muy cuidadosos de las formas. No quieren que parezca que ellos quieren robar a Leo del Barça, sino que sea Leo el que quiere ir a Manchester. En todos estos años el papel más activo en la relación con Leo lo llevó Ferrán Soriano (empresario español y actual director ejecutivo del Manchester City) y no tanto Pep. Ferrán intentó todos los años, con ofertas concretas, estando cerca. Diciéndole “estamos acá”. Y también mantuvo la relación con el padre de Leo.

– ¿Futbolisticamente que le daría Messi al City de Pep?

– Esto es mi análisis: el entrenador quiere la pelota de portería a portería pero se cometen errores en las dos áreas. Pep quiere corregir esos errores atrás con los dos centrales y arriba hay que convertir. El City fue campeón con el Kun marcando muchos goles y también con Gabriel Jesus pero le faltan jugadores que hagan la diferencia incluso cuando el juego no llega al área.

– ¿Entre ellos dos está todo bien? Se dijo que tras la partida de Pep del Barca en 2012 las cosas se enfriaron.

– Cuando Pep se va del Barça, Leo le dice “te voy a ayudar, no te vayas”, pero Pep se va igual. Ese mundo de distancia que se creó entre ambos fue porque se fueron a distintos lados. Tal vez Pep quedó dolido por la frialdad que puso Leo pero luego fue entendiendo que las cosas son así. Ya hablaron, los dos se debían una cena seguramente. Pero siempre se respetaron a la distancia. El tiempo los fue llevando y ahora está la posibilidad de juntarse. De todas maneras, hasta hoy viernes 28, el Barça no ha abierto las puertas así que habrá que seguir esperando. Cada día pasa algo, hay novedades. Sabemos lo que quiere Leo, que es irse, y lo que quiere el Barca, que es no venderlo. Y el City no quiere desprenderse de sus grandes titulares, por el tema de este intercambio. Hay que esperar, esto es un día a día.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Messi vive sus horas más cruciales: de la idea de no presentarse al entrenamiento, al enojo por una frase