128-102. Los Suns acaban invictos pero otro decidirá su suerte en ‘playoffs’

0
96
En la imagen, el español Ricky Rubio (d) junto al entrenador de los Suns de Phoenix, Monty Williams (i). EFE/Erik S. Lesser/Archivo
En la imagen, el español Ricky Rubio (d) junto al entrenador de los Suns de Phoenix, Monty Williams (i). EFE/Erik S. Lesser/Archivo (EFEI0499/)

Lake Buena vista (Florida, EE.UU.), 13 ago (EFE).- El escolta hispano Devin Booker y el base español Ricky Rubio allanaron este jueves el camino del triunfo de los Suns por 128-102 sobre los Mavericks de Dallas con el que los de Phoenix cerraron invictos la fase regular de ocho juegos en la burbuja de Orlando.
Booker aportó 27 puntos y Rubio repartió 12 asistencias.
Los Suns terminaron como el único equipo que ganó sus ocho partidos desde que se reanudó la competición.
Pero para entrar en la serie de ‘play-in’, que definirá el octavo clasificado a los ‘playoffs’ de la Conferencia Oeste dependerá de los Trail Blazers de Portland, que más tarde jugarán contra los Nets de Brooklyn. Si ganan, serán ellos los que enfrenten a los Grizzlies de Memphis, que ya la tienen asegurada, al menos como novenos.
El ala-pívot croata que se consolidó como el nuevo sexto jugador de los Suns, aportó 16 puntos, seis rebotes y dos asistencias, mientras que otro reserva, el base Cameron Payne llegó a los 15 tantos.
Los mismos que consiguió el ala-pívot novato Cameron Johnson, que fue titular, además de capturar cinco rebotes, dio tres asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.
Rubio, que jugó 21 minutos, aportó siete puntos después de anotar 2 de 6 tiros de campo, ambas canastas fueron triples, tras hacer cinco intentos desde fuera del perímetro, y acertó 1-1 desde la línea de personal.
El jugador de El Masnou capturó dos rebotes defensivos, recuperó un balón, perdió otro y cometió una falta personal.
Los Mavericks, sin nada que jugarse, ya acabaron en el séptimo lugar de la Conferencia Oeste y tienen asegurado el duelo en primera ronda de playoffs frente a Los Angeles Clippers, no hizo ningún esfuerzo por competir al máximo con sus titulares y dio minutos a los reservas.
De ahí, que el base-escolta esloveno Luka Doncic, llegó al encuentro promediando 32 puntos, 11 rebotes y 11,3 asistencias en la “burbuja”, se limitó a jugar solo 13 minutos, pero que aprovechó al máximo al anotar 18 tantos.
El pívot serbio Boban Marjanovic, que siguió de titular, volvió a mostrar su condición de elemento importante y necesario desde el banquillo, al conseguir un doble-doble de 18 puntos y 20 rebotes, la mejor marca de su carrera en esa faceta del juego.
El base puertorriqueño Juan José Barea disputó 19 minutos como reserva de los Mavericks y consiguió nueve puntos tras anotar 4 de 12 tiros de campo, incluido un triple de cinco intentos.
Barea capturó dos rebotes defensivos, repartió cuatro asistencias y perdió un balón.
Los Suns tuvieron un 66% ( de sus tiros de campo en la primera mitad y llegaron a tener una ventaja parcial de 76-57.
Booker, antes de irse ambos equipos al descanso, ya había anotado 23 puntos, con nueve canastas de 13 tiros de campo y la mayor ventaja de los Suns fue de 28 tantos.
Los Suns también dominaron en el juego interior con 45 rebotes por 43 de los Mavericks, que jugaron sin el ala-pívot letón Kristaps Porzingis, a quien el entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle, le dio jornada de descanso y en su puesto colocó a Marjanovic, que le ganó el duelo individual al bahameño Deandre Ayton, de los Suns, al que limitó a 11 puntos y nueve rebotes.