Las fotos más emblemáticas del derrumbe que atrapó a los 33 mineros chilenos y su odisea para salir a la superficie

0
90
Bautizado como Plan San Lorenzo (por el patrono de los mineros), el rescate final tuvo tres planes simultáneos. Cada uno de ellos llevados a cabo por poderosos equipos de perforación. El segundo pozo lo hizo la compañía estadounidense Geotec. Comenzó a operar el 3 de septiembre, y su objetivo era llegar a un taller cercano al refugio, a 620 metros de profundidad. A una velocidad de 20 metros cada 24 horas, fue alcanzando el objetivo. Sería, finalmente, la ruta hacia la superficie. Foto: AFP

Bautizado como Plan San Lorenzo (por el patrono de los mineros), el rescate final tuvo tres planes simultáneos. Cada uno de ellos llevados a cabo por poderosos equipos de perforación. El segundo pozo lo hizo la compañía estadounidense Geotec. Comenzó a operar el 3 de septiembre, y su objetivo era llegar a un taller cercano al refugio, a 620 metros de profundidad. A una velocidad de 20 metros cada 24 horas, fue alcanzando el objetivo. Sería, finalmente, la ruta hacia la superficie. Foto: AFP