Tragedia en el automovilismo chaqueño: en accidente fallece el banderillero Gustavo Nuñez

Tragedia en el automovilismo chaqueño: en accidente fallece el banderillero Gustavo Nuñez

COMPARTIR

Era un día diáfano con un sol que iluminaba a pleno la jornada del domingo 11 de junio en la apertura de los campeonatos de Apac y Zonal en el autódromo Santiago Yaco Guarnieri. Nada hacía presagiar que una tragedia iba a enlutar a todo el deporte del automovilismo.

Pasado el mediodía, cuando estaban clasificando los autos del TC 4000 y del TC Chaqueño, el Ford Falcon tripulado por Adrián Bertschi circulaba el curvón del circuito (la zona más veloz), a la salida el piloto pierde el control del auto el que derrapa sobre la cinta asfáltica. Descontrolado se va hacia la banquina interna la que estaba muy húmeda por las lluvias recientes, y en su carrera errática impacta de lleno sobre el cuerpo del banderillero Gustavo Fabián Nuñez.

El impacto fue tremendo sobre el banderillero el que fue asistido inmediatamente por los servicios médicos y ambulancias. Nada pudieron hacer. Las lesiones que sufrió Gustavo Nuñez, de 29 años de edad eran de tan extrema gravedad que le causaron la muerte casi en forma instantánea.

Se vivieron momentos de enorme tensión y congoja de todos los presentes. Nadie podía dar crédito a una dura y tremenda realidad. Se acababa de apagar la vida de un joven y apasionado por el automovilismo quién abrazo la riesgosa tarea de hacer señales a los pilotos para advertir cualquier situación imprevista sobre la pista, quizás una de las más peligrosas en la organización de una carrera de autos.

Para perfeccionarse Gustavo Nuñez realizó cursos de perfeccionamiento, tanto que la propia CDA tomó los servicios de Banderilleros del Chaco, agrupación a la que pertenecía, para ejercer este trabajo en las últimas carreras del Top Race de orden nacional.

Además era bombero voluntario del Grupo San Fernando quienes también prestaban servicio en esta ocasión.

Muchas fueron las conjeturas sobre las causas que llevaron al descontrol del auto ya que en principio no tuvo obstáculos ni rivales que pudieran obstaculizar el manejo del Ford que pertenece al equipo de Adolfo Ranz a quién Bertschi había alquilado. En ese momento también circulaban por la pista Fernando, Maximiliano Galarza y Abel Ocantos.

Las condiciones de las banquinas eran resbalosas y también barrosas lo que permitió que auto descontrolado no encontrara nada< que lo detenga ni sus propios frenos.

Inmediatamente se hicieron presentes las fuerzas de seguridad y luego el fiscal interviniente mientras se realizaba las pericias  correspondientes el que en principio incluyó el secuestro del auto en cuestión.

No hizo falta preguntar. La jornada de automovilismo se tiño de dolor ante el trágico e inesperado desenlace que tronchó una vida plagada de planes.

Gustavo Fabián Nuñez vivió el automovilismo a pleno mientras se desempeñaba como asesor de servicios de sepelios de una empresa local y declarado orgullo de ser Oficial Deportivo en Automovilismo, tal lo afirmó en su muro de face book a la que subió fotos el sábado por la noche, pero hay una que estremece.

Gustavo se sacó una silfie en la calle interna de boxes sonriente y detrás, a sus espaldas, la trompa del auto que al otro día le troncharía la vida.

Seguramente tendrá que haber una autocrítica de los responsables de la organización porque es un costo extremadamente alto que se pagó por un riesgo que merece ser profundamente analizado al que nadie debe escapar.

Gustavo Fabián Nuñez fue un joven muy querido en el ambiente. Que en Paz Descanses.

Tu Comentario En Facebook
COMPARTIR